Fundación Mil Ayudas: Una fundación de todos

Colombia es el único país de Suramérica que tiene salida a dos océanos (Atlántico y Pacífico), es el segundo país con más biodiversidad en el mundo, cuenta con un clima extraordinario que permite el cultivo de miles de alimentos durante todo el año, posee una estructura hídrica envidiable, tiene reservas de petróleo y de gas y no olvidemos que sus habitantes somos alegres y “Berracos”. Muchos países al saber esto, nos envidiarían, porque con éstas y muchas otras características, Colombia podría ser fácilmente uno de los países más desarrollados del mundo; sin embargo, la realidad es que es un país con altos índices de pobreza, analfabetismo, con una educación de una calidad cuestionable, que debido a un conflicto armado que lleva más de 50 años, tiene a miles de habitantes sumergidos en un desplazamiento forzado; a todo esto hay que sumarle lo peor que puede pasarle a cualquier país y que lo destruye lentamente desde lo más profundo de las entrañas, la corrupción.

De esta manera, podríamos decir que Colombia es como un espejismo de un paraíso, ya que teóricamente tenemos todo lo necesario para ser grandes y brindar a su población una calidad de vida extraordinaria, pero lamentablemente son muy pocos los que tienen la oportunidad de salir adelante y tener condiciones de vida óptimas. Luchar con cientos de años de inequidad, desigualdad y en general de diversas problemáticas sociales, no es nada sencillo y es por esta razón que las fundaciones en Colombia juegan un papel protagónico en la construcción de un mejor país que brinde igualdad de oportunidades y sea el trampolín para cumplir millones de sueños de niños, jóvenes y adultos.

En Colombia existen miles de Fundaciones con enfoques diferentes, cada una de ellas hace en su gran mayoría una excelente labor, pero son aquellas fundaciones lideradas por figuras públicas, o personas de la alta clase social, las que cuentan con mayor apoyo de empresas privadas o estatales; algo que no está mal, dado que son miles los colombianos que se ven beneficiados por todos los proyectos ejecutados y ayudas brindadas. Esta tendencia, puede suscitarse a que no todas las fundaciones tienen la posibilidad de diseñar y posicionar un sitio web que les permita llegar a un mayor número de personas a través del uso de las herramientas tecnológicas que hoy dominan a nuestra sociedad.

Es así, como nace el sueño que poco a poco se está haciendo realidad, la Fundación Mil Ayudas. Una idea que surgió hace un par de años y que con la llegada de las cuarentenas producto de la pandemia por Covid-19, tomó mayor interés. La idea principal de la fundación es obtener donaciones a través de suscripciones de tan solo mil pesos colombianos al mes, pero llegar a una gran cantidad de donantes. El objetivo es poder alcanzar un total de un millón de suscripciones/donantes que se transformarán en mil millones de pesos mensuales, lo cual permitirá la ejecución de muchos proyectos enfocados a personas de escasos recursos y teniendo como pilar la solidaridad colectiva.

En la Fundación Mil Ayudas, consideramos que puede ser más factible atraer millones de donantes si solamente se solicitan mil pesos colombianos, en vez de solicitar montos mucho más grandes que no todas las personas tienen la posibilidad de donar. Si lo llevamos a un caso práctico y real, podemos traer a colación el modelo de negocio que maneja por ejemplo Koba Colombia con sus supermercados D1, los cuales en muy pocos años ya superaron en ventas anuales a Almacenes Éxito con un portafolio de productos mucho menor. Su estrategia consiste en comercializar productos básicos de la canasta familiar a precios bajos, pero de buena calidad, lo que les ha permitido poder llegar a un gran número de consumidores de todos los estratos a nivel nacional.

Para poder llegar a un millón de personas somos conscientes que debemos trabajar arduamente, pero, si nos apoyamos adecuadamente de los recursos que nos brinda la Internet, como por ejemplo las redes sociales y sitios web; tendremos la posibilidad de llegar a la meta de una forma más rápida. Somos casi 50 millones de colombianos y llegar a un millón que corresponde al 2%, no debe ser una meta imposible de lograr si cada uno de nosotros tomamos conciencia que con un granito de arena que pongamos, haremos una montaña de diferencia.

Sus fundadores ya han realizado algunos proyectos sencillos, pero no a través de la figura de fundación sino de manera independiente, proyectos principalmente relacionados con entrega de regalos de navidad a niños de poblaciones en estado de vulnerabilidad en Bogotá y Pueblo Viejo, Magdalena; al igual que la donación de mercados cuando iniciaron las cuarentenas en Bogotá, producto de la pandemia por Covid-19. Inicialmente y mientras se posiciona la fundación, se trabajarán tres proyectos, el primero es la entrega de regalos de navidad en el municipio de Guatapí, Cundinamarca que beneficiará a cerca de 300 niños; posteriormente se esperan entregar unos 500 kits escolares en el departamento de Boyacá y el último proyecto que es el más complejo, consiste en la construcción de vivienda para personas de muy bajos recursos.

Agradecemos a todos la oportunidad de poder ayudar a cientos de colombianos y estamos seguros que con la unión y amor de un millón de personas, este hermoso proyecto puede marcar la diferencia en el páis.

Comparte en tus redes sociales favoritas